viernes, 3 de julio de 2009

Factores del accidente de trabajo

Factores del accidente de trabajo

Para conocer los mejores medios posibles de prevenir los accidentes de trabajo, es indispensable tomar en cuenta los factores que intervienen en el proceso que lleva hasta la lesión o, por lo menos, a las pérdidas, daños, demoras y desperdicios que ocurren en el trabajo, como mengua de la salud del trabajador, y daño económico y administrativo para la empresa.

              En este proceso se dan cinco factores:

Herencia y ambiente

              Es indiscutible que muchas personas traen ya como resultado de la herencia cierta tendencia natural al descuido, ciertas dificultades para la precisión de movimientos, etc.

De igual manera, la educación que recibe puede conducirlos a determinada propensión, a no hacer caso de las advertencias, a no querer soportar las molestias que implican los instrumentos de protección, etc. En muchas ocasiones el ambiente influye en ellos – el mal ejemplo de los compañeros- o lo que es peor de sus supervisores -, las burlas que les hacen, favorecen la multiplicación de accidentes en el trabajo.

Defectos personales

              Aun cuando no sean producto de la herencia ni del ambiente, muchas personas, por su propia manera de ser, o como características de su personalidad, tienden a la nerviosidad, a la timidez, a la excitabilidad, etc., elementos que pueden favorecer también las causas de los accidentes.

 

Actos Inseguros y/o condiciones inseguras

              Indiscutiblemente se trata del factor más importante en el proceso de los accidentes. Los actos inseguros, tales como tomar las herramientas de manera inadecuada; o bien las condiciones inseguras, como por ejemplo, la falta de protección de las máquinas o del uso de los dispositivos de  seguridad, son el factor determinante del accidente.

              Según estudios realizados, el 88% de los accidentes se debe a actos inseguros y el 10% a condiciones inseguras. El 2% restante representa los accidentes inevitables, debido a situaciones totalmente imprevisibles, creadas por lo que en derecho se llama “caso fortuito” o “fuerza mayor” –el primero está constituido por aquellos elementos que, aunque hubieran podido eliminarse no podían preverse; la segunda, por aquellas circunstancias que, aunque puedan preverse, son imposibles de evitar.

Accidente

Está constituido por el hecho momentáneo que produce la lesión de una persona, o por o menos daño, deterioro o desperdicio en la producción, por ejemplo la caída de un objeto o una persona, la ruptura de una palanca, etc.

Lesión

Esta se refiere al daño físico que produce en un trabajador o en otras personas el accidente, fractura, quemaduras, heridas, o aun la misma muerte.

 

Sub Causas que obran en los accidentes

Hemos señalado anterior, que el factor casi determinante de los accidentes de trabajo, son los actos inseguros y/o las condiciones inseguras.

Debemos analizar más detenidamente qué es lo que conduce a que se den esos actos y condiciones inadecuadas.

Se ha determinado que todas las subcausas que influyen, pueden reducirse a tres:

  1. Actitud inapropiada                            “No se quiere”
  2. Falta de conocimientos                            “No se sabe”
  3. Incapacidad física o mental              “No se puede”

Actitud inapropiada

              Las principales razones que suelen influir en el trabajador o sus supervisores inmediatos se resistan a la adopción de las medidas, cuidados y precauciones necesarias para evitar accidentes de trabajo, como las siguientes:

Desobediencia intencional a las instrucciones dadas.- Muchas veces se debe al exceso de confianza, que se basa en el hecho de haber trabajado durante largos años sin sufrir accidentes, sin pensar que éstos pueden presentarse en cualquier momento. Otras veces, el deseo de demostrar una pretendida actitud viril. Otras más, el creer innecesarias, precauciones que no se discutieron con ellos en forma alguna, sino que les fueron impuestas por sus jefes. Estas, y otras muchas razones, conducen con bastante frecuencia a la desobediencia intencionada y consciente de las normas de seguridad, la cual causa accidentes.

Descuido y Distracción.- Muchas veces, por cuestión temperamental, o aun por problemas particulares que confronta en un momento dado, el trabajador sufre accidentes.

Intento premeditado de lesionarse.- No es por desgracia infrecuente que, en forma individual o concertada, los trabajadores busquen producirse determinada lesión leve, o hasta incapacidad parcial permanente, con el fin de gozar de los subsidios, prestaciones y pensiones que la ley otorga.

Intoxicaciones por alcoholismo, drogas, etc.- Muchos de los accidentes se producen por realizar el trabajador sus labores bajo el efecto, por lo menos parcial, de factores de esta naturaleza.

 

Falta de conocimientos

Selección inadecuada.- Muchas veces no se tiene en cuenta al seleccionar al trabajador si posee las aptitudes necesarias para realizar su trabajo, en forma tal que no le ocurran accidentes.

Adiestramiento Inadecuado.- Quizá dentro de este capítulo, la falla principal se encuentra en no incluir en el adiestramiento inicial todo lo que el trabajador debe saber para lograr seguridad en el desempeño de sus labores.

Carencia de un programa de convencimiento permanente en materia de seguridad industrial.- Otra causa de deficiencias en este aspecto, se funda en que muchas empresas piensan que, con formular un manual o poner algunos carteles de seguridad, ésta habrá de alcanzar su nivel adecuado. Olvidan que, tratándose de una motivación, es indispensable una labor permanente y programada para mantener vivo el interés por la seguridad industrial.

Incapacidad física o mental

Visión defectuosa.- La pérdida gradual de una visión clara y precisa, de la cual el propio interesado no se da cuenta hasta alcanzar cierto grado importante de mala visión, conduce a que no vea partes pequeñas de la máquina, calcule mal las distancias, etc. Muchas veces, defectos tales como el daltonismo, al impedir la distinción de los colores, conduce también a actos inseguros.

Audición defectuosa.- La pérdida del oído, aun cuando sea leve puede ocasionar que un trabajador se dé cuenta tardíamente de una vibración, un chirrido, etc., que son anuncios de un accidente que pudo evitarse a tiempo.

Fatiga.- Muchas veces el cansancio producido en el trabajador, principalmente en obreros que dentro o fuera de la empresa lo prolongan más allá de lo normal, los conduce a causar accidentes de trabajo.

Debilidad muscular, imprecisión de movimientos, etc.- El hecho de que un trabajador carezca de la fuerza necesaria para sostener, impulsar o detener determinadas partes de las máquinas, frecuentemente produce también que se realicen actos inseguros, que los llevan a accidentes.

Temor.- Si bien la confianza excesiva, y aun la audacia, suelen ser causas principales de los accidentes, no es menos infrecuente, el hecho de que el miedo por los accidentes que haya visto producirse, debido a una instrucción inadecuada en que se enfatizó lo negativo, en vez de prevenir la ocurrencia de los accidentes, la favorezca. Se han dado casos en que, carteles de seguridad mal pensados, en lo que se enfatizaban y describían  con crudeza las lesiones producidas por los accidentes, en vez de evitarlos, los hayan causado.