domingo, 28 de septiembre de 2008

Principios de la integración de personas.

De la adecuación de hombres y funciones.
“Los hombres que han de desempeñar cualquier función dentro de un organismo social, deben buscarse siempre bajo el criterio de que reúnan los requisitos mínimos para desempeñarla adecuadamente. En otros términos: debe procurarse adaptar los hombres a las funciones, y no las funciones a los hombres”.
Es claro que quien carezca de los requerimientos mínimos físicos, intelectuales, morales o sociales para desempeñar un puesto o función, por sencillos que parezcan, lo realizara mal. Es ya un axioma el que expresa “el hombre adecuado para el puesto adecuado”.
Pero a menudo, sobre todo en las pequeñas empresas, se piensa en que las funciones deben adaptarse a los hombres. Ordinariamente hay más ilusión en esto, porque lo que suele ocurrir es que a un mismo hombre se le encomienden dos o tres funciones como lo señalamos en la organización.
Puede ocurrir, además, que en los altos niveles administrativos y directivos, sí exista cierta adaptación de la función al hombre. Por ejemplo, un gerente tiene ante sí una casi infinita gama de posibilidades, y dependerá de su personal capacidad, iniciativa, etc., el hacer su puesto más importante, ya que, en cierto modo, la empresa será todo ella como sea su jefe supremo.
Pero en términos generales, y sobre todo tratándose de los niveles medios e inferiores, es lógico que lo racional es adaptar el hombre a las funciones, y no viceversa, como lo racional es adaptar un llave a una cerradura, y no al contrario, ya que el puesto representa las condiciones teóricamente establecidas y deseables, en tanto que el hombre real, como elemento eminentemente activo, puede ser adaptado a eso que “debe ser”. Por eso Drucker ha dicho que la adaptación del hombre al puesto es “el problema básico de la industria moderna”.
Debe cuidarse de que no se busquen hombres con cualidades excesivamente superiores a las que el puesto demanda, pues también en este supuesto se violaría el principio, ya que quien lo ocupara, carecería de interés para desempeñar dicho puesto.

1 comentario:

Luis1777 dijo...

Muchas Gracias. Muy buena información.